Medio ambiente

//Medio ambiente
Medio ambiente 2022-03-11T16:08:48+00:00

El Grupo HLA cuenta con una estrategia medioambiental integral en toda su red asistencial. Una política sostenible que se ve reflejada en su Guía de Buenas Prácticas Ambientales, comprometiéndose así «a proporcionar la mejor asistencia sanitaria integral protegiendo el medioambiente». Estas líneas estratégicas están enmarcadas en el apoyo de Grupo HLA a la Agenda 2030 y al Acuerdo de París.

Los principales KPIs alcanzados durante 2020 son:

  • 99% consumo energía eléctrica procedentes de fuentes 100% renovables, lo que le ha permitido dejar de emitir a la atmósfera 3.153 toneladas de CO2 equivalente, que habrían tenido un coste social de, aproximadamente, 565.000 euros.
  • 7,4% reducción de las emisiones de CO2
  • 16,4% reducción del consumo de papel.
  • El Grupo sigue apostando por la transición hacia un modelo energético bajo en emisiones mediante el uso de combustibles fósiles menos contaminantes, como el gas natural, que representa el 86,16% del total de los combustibles consumidos, casi un 19% más que en 2019, mientras que se ha conseguido reducir casi completamente el consumo del gasóleo, menos respetuoso con el entorno, representando solo un 1,32% del total.
  • La compañía se ha marcado un ambicioso proyecto para eliminar el consumo de plástico o la sustitución de este por otras alternativas más sostenibles. Un ejemplo es el proyecto piloto que se está llevando a cabo en el hospital HLA San Carlos de Denia (Alicante), donde todo el menaje de restauración de plástico de un solo uso se está reemplazando por otro realizado con materiales eco-responsables fabricados a partir de recursos 100% renovables. Esta iniciativa está enmarcada en una estrategia integral para toda la red asistencial del Grupo que se llevará a cabo a lo largo de 2021.
  • Impulso de la economía circular: Uno de los mayores compromisos del Grupo durante el año 2020 ha sido salvaguardar la salud y seguridad de sus pacientes, asegurados y empleados. En este sentido, la compañía ha impulsado un gran proyecto que ha permitido que el 90% de sus empleados en puestos no asistenciales teletrabajaran durante el primer estado de alarma. Esto fue posible gracias a un despliegue sin precedentes para potenciar la digitalización y entregar las herramientas necesarias que permitieran a los empleados trabajar desde casa con todas las garantías. Los dispositivos que ya no podían ser utilizados o que iban a quedar infrautilizados se han destinado a otras dependencias donde eran necesarios, fomentando así la reutilización y alargando la vida útil de los recursos además de contribuir a la reducción de los residuos de equipos electrónicos y eléctricos de la compañía.